martes, 21 de mayo de 2013

TE OBSEQUIO



Te obsequio las mañanas de pereza
en las que doy vuelta en la cama y el mundo me da asco,
el viento que entra por la ventana y se lleva el olor a lentejas de la sala,
la uña que me corté con los dientes por la ansiedad de perder un centavo.
Te obsequio
los cabellos que dejas en mi almohada
el aliento que se te escapa y que se esconde en mi cuello
el olor a vos que se quedó en la camiseta roja
la noche sin estrellas y sin luna
Te obsequio las palabras que heredé de mis padres
y que ellos heredaron de mis abuelos,
el silencio que dibuja tu ausencia de sopa
el vacío que deja tu cuerpo en mis manos.
Te obsequio lo que has despertado en este cuerpo imperfecto
las alucinaciones, las fiebres, los afanes, los poetas, las poetas,
las páginas que he leído y las que paso sin detenerme en ellas,
las tardes perdidas del mendigo que habita en mi pensamiento.
Te obsequio
tus desvaríos
tu compañía por trozos y trazos
tus palabras-poros
tus anécdotas de escuela
tus tristezas sin lágrimas
tus alegrías repentinas
tus secretos y angustias.
Te obsequio
el hijo que he soñado
la muerte que me espera desnuda en un laberinto sin fauno
la tarde en la que escribo este obsequio
las gotas de lluvia que castigan la pared
los sueños que seguro no realizaré
mis fracasos, mis bendiciones.
Te obsequio
tus incertidumbres
tus negativas
tus juicios
tus enredados cabellos
tu piel amarilla
tu pies grandes
tu cuerpo de astro
Te obsequio
mis desvelos
tus desvelos
mis abrazos
tus abrazos
mis esfuerzos
tus esfuerzos.
Como ves te obsequio todo, no quiero quedarme con nada
te obsequio
no se que más obsequiarte
no tengo nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario